Ella iba caminando sola por la calle 
Pensando "Dios, que complicado es esto del amor" 
Se pregunto así misma cual habrá sido el detalle
Que seguro Cupido malinterpreto 

El daba como cada noche vueltas en la cama 
Sono de pronto una canción romántica en la radio 
Quizá fue Michael Bolton quien metió el dedo en la yaga 
Y como le faltaba el sueño fui a buscarlo 

Los dos estaban caminando en el mismo sentido 
Y no hablo de la dirección errante de sus pasos 
El la miro, ella contesto con un suspiro 
Y el universo conspiro para abrazarlos 

Dos extraños bailando bajo la luna 
Se convierten en amantes al compás 
De esa extraña melodía, que algunos llaman destino 
Y otros prefieren llamar, casualidad 

Y el le pregunto al oído 
"Mi amor, ¿donde estabas? 
Durante todo el tiempo que yo te busque" 
Ella le contesto "Lo siento, es que estuve ocupada" 
Aunque para serte sincera, ahora no entiendo en que 

La noche se hizo día, pero no se fue la luna 
Se quedo a verlos apoyada en el hombro del sol 
Alumbrales con fuerza, brilla todo el día 
Y cuando llegue la noche, yo sellare su pasión 

Dos extraños bailando bajo la luna 
Se convierten en amantes al compás 
De esa extraña melodía, que algunos llaman destino 
Y otros prefieren llamar, casualidad 

Y bailan sin que les importe nada, que suceda alrededor 
Y bailan y la gente que les miran va creyendo en el amor 

Dos extraños bailando bajo la luna 
Se convierten en amantes al compás 
De esa extraña melodía, que algunos llaman destino 
Y otros prefieren llamar, casualidad