Yo estaba vestido de Habanero 
tú dijiste adiós con la mirada 
mientras que sonaba un tan Romeo 
en un balcón de la vieja Habana 

No hay nada más perro que el amor 
porque muerde siempre antes que ladra 
Me latió tan fuerte el corazón 
me dijiste "ven" desde la barra 

Y yo te dije "niña te invito a un mojito" 
tú me dejaste clarito que la cosa no iba así 
(oye la cosa no va así) 
Y fue entonces cuando le pedí a la virgen 
de la caridad del pobre que intercediera por mí 
(ay que intercediera por mi) 
De repente, tú cambiaste de semblante 
me empezaste a ver galante, yo te dije "eres mi atril" 
Fuimos solo dos extraños y han pasado ya diez años 

Mi amor propio se quedó en los huesos 
que venga contigo. Me dijiste 
Dejó de sonar el tal Romeo 
le llegó el turno a Silvio Rodríguez 
Y a lomos de un unicornio azul 
te perdiste por el malecón 
Yo me hice la señal de la cruz 
tú no me dejaste otra elección 

Y yo te dije "niña te invito a un mojito" 
tú me dejaste clarito que la cosa no iba así (oye la cosa no va así)
Y fue entonces cuando le pedí a la virgen 
de la caridad del pobre que intercediera por mi (ay que intercediera por mi) 
De repente, tú cambiaste de semblante 
me empezaste a ver galante, yo te dije "eres mi atril" 
Luego por fin bailamos, yo prometí no pisarte 
Tú eras cien libras de arte y me empezaste a acalorar (tú me empezaste a acalorar) 
me volviste, mi amor loco de remate 
tus labios de chocolate, me invitaron a pecar (ay me invitaron a pecar) 
Y me dijiste "no todas somos iguales" 
y mis manos ilegales comenzaron a temblar 
Fuimos solo dos extraños y han pasado ya 10 años... 

Desde que estamos juntos... 
porque volví a buscarte 
yo te pedí perdón, me hiciste arrodillarme 
Desde que estamos juntos... 
mi cielo el de tu boca 
y a cinco bajo cero sigue estorbando la ropa 
Desde que estamos juntos... 
me muero por tus pecas 
me licencie en tus piernas y en tu piel tengo una beca 
Desde que estamos juntos... 
me ando quitando el sombrero 
que del melocotón ardiente como el ron mi dulce flor de enero 
Desde que estamos juntos... 
Oye que Cuba es Cuba y lo demás boberias 
aay con frecuencia cubana, Melendi llegó a la Habana 
Desde que estamos juntos... 
ay por Dios, se formo tremendo lío 
Melendi con su saborio, ¿quien lo iba a decir? 
¡Melendi! 
Desde que estamos juntos... 
vente a la Habana a vivir, mi pana, ay Dios 
candela, se formó la gozadera rumbera