Tocas el timbre sin aviso, tal como siempre 
te quedas a que acabe el vino, frecuentemente 
tu conociste a mi abuela y te enganchaste con mi prima 
fuiste defensa en mis peleas y siempre en mi esquina 

Con una mirada nos basta 
para ver nuestros corazones 
peleamos, llenamos de abrazos 
rincones 

No te vas de aquí, por que tu alma la mía 
están echa a medida, para quererse toda la vida 
y no te vayas de aquí, siempre ven a cuidarme 
que hay caminos de piedra y te necesito 
yo te necesito para salvarme 

Tu has 
sido hasta mi prestamista 
y a veces yo fui tu banquero 
contigo rió hasta en la mesa 
contigo viajo mochilero 

Con una mirada nos basta 
para ver nuestros corazones 
peleamos, llenamos de abrazos 
rincones 

No te vas de aquí, por que tu alma la mía 
están echa a medida, para quererse toda la vida 
y no te vayas de aquí, siempre ven a cuidarme 
que hay caminos de piedra y te necesito 
yo te necesito para salvarme

La vida da y te sobra, la vida quita 
al final uno aprende bien, los que se necesitan 
la vida da y te sobra, la vida quita 
al final uno aprende bien, los que se necesitan 

Y no te vayas de aquí 
siempre ven a cuidarme, que hay 
caminos de piedra y te necesito 
yo te necesito para salvarme