Yo se que me miras pero no me ves. 
Yo querìa tu parte, no partirme en cien. 
Tù prefieres "aquì quedo" a "quèdate". 
Yo prefiero antes la herida que la piel. 

Yo digo mañana, todo saldrà bien. 
Tù sigues diciendo no olvido el ayer. 
A ti te siguen matando dudas, 
y yo con la alma desnuda, 
dicièndote vìsteme. 

Solo dime cuando, 
no me digas donde, 
miraremos juntos, 
el mismo horizonte, 
vamos dando saltos, 
sin saber un norte, 
solo somos fuerzas, 
juntas que se rompen. 

Y aquellos planes que no hicimos porque sè 
que no hay destino alguno que nos siente bien. 
No es contigo en el camino, 
es caminar solo conmigo y que te vengas 
tù tambièn.

Quiero bailar con la suerte y que me diga 
que se viene aunque ella me pise los pies. 
Y a un solo error de acertar parece que te fallè. 
Y asì fue, 
que siempre me empeño en volver, 
sabiendo que puedo perder, 
sabiendo muy bien que se rompe. 

¿Sabes què? 
Te estoy diciendo còseme 
que cierres lo que abriste bien, 
no que hagas como que te escondes. 

Solo dime cuando, 
no me digas donde, 
miraremos juntos, 
el mismo horizonte, 
vamos dando saltos 
no hay mal que me importe 
si te estoy buscando 
y ahora mi te escondes. 

Solo dime bien 
si me quieres cuanto, 
porque ya no se. 
Dices que no es pa' tanto, 
pero pa' mi lo es, 
y ahora dime, 
¿salto o me quedo en tu piel? 
Algo dice vete y yo digo àtate.

Todos tenemos esa persona que nos hizo 
mil pedazos y nos dijo, 
ahora constrùyate. 
Yo solo querìa cambiar de aire, 
no necesitar de ti si quiero respirar tambièn. 

Dices que no dependes de nadie, 
pero eso solo lo dices, 
pa' pensar que te quieres lo sè. 
Ya no puedo contenerme, 
con tenerte ya està bien. 

Yo querìa que brilles como yo lo sè, 
no fundirme el alma por querer tu bien, 
y enfrentar tus miedos hasta hacerte ver, 
que eres tu quien siempre los hace crecer, 
tu no bailas porque vives tu recuerdo, 
yo tiro los mìos por darte uno nuevo, 
tu, que se te acaba el tiempo, 
yo, dispuesta a esperar. 

Solo dime cuando, 
no me digas donde, 
miraremos juntos, 
el mismo horizonte, 
vamos dando saltos, 
sin saber un norte, 
solo somos fuerzas, 
juntas que se rompen. 

Y aquellos planes que no hicimos porque sè 
que no hay destino alguno que nos siente bien. 
No es contigo en el camino, 
es caminar solo conmigo y que te vengas 
tù tambièn.