Quien te puso en mi camino 
quien te dijo que aun estaba vivo, 
quien tuvo, la brillante idea, 
con un corazon que ardia, por falta de compañia, 
por tanta , tanta soledad, 
y me dijo que tambien estaba sola, 
y abri mis brazos y asi le entregue la vida. 

y volamos, fuera de este mundo, 
por un rato, me senti seguro 
y libre como el pensamiento 
como para no volver. 

y se nos fue la noche entera, 
entre besos y quimeras, 
debajo de una luna llenal 
y nos dijimos pocas cosas, 
justo en lo que nuestras bocas, 
quedaban libres para hablar 
y nos perdimos en la noche plata y negra, 
y ahi comprendi que vivir vale la pena.

y volamos, fuera de este mundo 
por un rato, me senti seguro 
y libre como el pensamiento, 
como para no volver. 

y llegue a pensar que no era de este mundo, 
tanto amor no se concibe en un segundo. 

y volamos, fuera de este mundo 
por un rato me senti seguro 
y libre como el pensamiento 
como para no volver.