Lo que le icieron 
Al ingeniero, 
Se los digo muy sincero 
No se debe hacer… 

Al salir de un super mercado, 
El fue levantado, 
Junto a su mujer… 

Lo llevaron para el norte, 
A fueras de Culiacán. 
Pero se descuidaron, 
En cuanto parpadearon, 
Se tiro a matar… 

Que te pares, me gritaron, 
Pero no les hice caso, 
Ni me quise parar… 

Entre espinas y barrancos, 
Piernas me faltaron, 
Pelate tintan… 

Las balas casi me alcanzan, 
Pero ni una me pego, 
Con ayuda en media hora, 
Regreso por mi señora, 
Que amarrada se quedo.