Tú siempre decís que nunca te irías
sino que iría bien.
No luchar por lo que quieres
solo tiene un nombre
y se llama perder.

Si te hice daño
no fue sin quererte sino sin querer.
Dime solo qué prefieres
si tienes la opción de
tener o temer.

Tú solo piensas en
cómo se acaba,
yo solo pienso en cómo acabaré,
un día me dices
"me faltan las ganas"
otros lo pienso y nunca te gané.

Yo que hice todo porque te quedaras,
ahora lo pienso y,
¿con qué me quedé?
¿Tiempo perdido?
Quizás lo he ganado,
de echarte de menos a decirte que......

Lo siento por hacerte perder el tiempo,
por pensar que
hacer otro intento,
por tenerte, lucharte y sentirte,
te haría feliz.

Reviento porque aveces
ni yo me entiendo,
cómo voy a entender lo nuestro
si nunca te entendí ni a ti.

Yo sé que no importarme
el pasado que antes me
mataba solo es crecer,
que nunca hemos sido dos
ya que contando
el miedo éramos tres,
porque somos tan iguales
que si tú te vas yo me voy también,
el fallo es tener un problema
y nunca aprender.

Si vas a quedarte
que sea conmigo,
si vas a correr
que sea por el filo,
sé que el futuro no estaba delante
ahora si me doy cuenta que
está contigo.
Y a ganar tiempo
y no estar perdido,
yo nunca recuerdo
pero no olvido.
Existen más cartas que
nunca se vieron porque
ya no hay fuerzas
por quien las has escrito.

Lo siento por hacerte
perder el tiempo,
por pensar que hacer otro intento,
por tenerte, lucharte y sentirte,
te haría feliz..
Reviento porque aveces
ni yo me entiendo,
cómo voy a entender lo nuestro
si nunca te entendí ni a ti.

Porque tus aciertos
dirán donde están
y tus fallos tan solo por dónde ir,
de que me vale la cantidad
si solo la intensidad
va a hacerme feliz.

Antes de hacer lo que
va a destrozarnos
prefiero salvarte y hacerte a ti,
ya no comprendes
que no puedo darte aquello
que no tengo y no vive en mí.

Lo siento por hacerte
perder el tiempo,
por pensar que hacer otro intento,
por tenerte, lucharte y sentirte,
te haría feliz..
Reviento porque aveces
ni yo me entiendo,
cómo voy a entender lo nuestro
si nunca te entendí ni a ti.
Tú siempre decías
que nunca te irías sino que iría bien...
No luchar por lo que
quieres solo tiene un nombre
y se llama perder.
Si te hice daño no fue sin quererte
sino sin querer..
Dime solo qué prefieres si tienes la opción de tener o temer.